Tuesday, 21 August 2018

Travel: Amalfi Coast

Our trip to the Amalfi Coast, Pompeii and Naples has been amazing. We come back home in love with everything we have seen in a trip we define as "round", not just for the spectacularity of the places we've visited, but also for the experiences and the delicious gastronomy. In today's post I explain the first part of our trip, the Amalfi Coast, with tips to prepare your getaway. Clicking here you can read the post about Naples.

Nuestro viaje por la Costa Amalfitana, Pompeya y Nápoles ha sido impresionante. Volvemos enamorados de todo lo que hemos visto en un viaje que definimos como "redondo", tanto por la espectacularidad de los lugares que hemos visitado, como por las experiencias y la deliciosa gastronomía. En el post de hoy os cuento nuestra crónica de la primera parte del viaje, la Costa Amalfitana, con consejos para que podáis preparar vuestro viaje a este mágico lugar. Y clicando aquí podéis leer el post sobre Nápoles.

Our plane arrived early in the morning to Naples airport and from there we took the rental car to drive to the Amalfi Coast. We did it just to have a comfortable (faster) trip and not having to carry our luggage in the different transports to arrive to the Amalfi Coast. In the Amalfi Coast is almost impossible to go from one town to another with a car. We did our first stop at Salerno, because until midday we didn't had the keys of the apartment.

Nuestro avión aterrizó bien temprano en Nápoles y en el mismo aeropuerto cogimos el coche de alquiler que nos llevaría a la costa. Hay que decir que lo hicimos simplemente por comodidad, para no ir cargando con las maletas cogiendo distintos transportes públicos, ya que luego allí, por la Costa Amalfitana, es prácticamente imposible moverse en coche. Hicimos nuestra primera parada en Salerno, ya que hasta el mediodía no nos daban las llaves del apartamento, y visitamos el centro de la ciudad. El centro histórico es bonito, pero la verdad es que es una ciudad más grande y nada que ver con el encanto que tienen los otros pueblos pequeños que se encuentran en la Costa Amalfitana.

After, we headed to Atrani, where we had our accommodation for the days we spent in the Amafi Coast. We rented an Airbnb apartment there. Driving in Italy is quite chaotic and it seems nobody follows the rules and in the narrow curvy roads in the coast you have to be very careful. Once there, we parked the car for 3 days in the car park LunaRossa (20€ per day), located between Atrani and Amalfi, as driving and parking the cars in the coast is very difficult in summer. Amalfi is around 10 minutes walking from Atrani, through a pedestrian only tunnel next to the car park.

Después, nos dirigimos a Atrani, que es donde nos alojamos durante los días que pasamos en la costa. La conducción en Italia caótica y parece que nadie siga las normas, y en las estrechas carreteras con curvas de la costa había que ir con mil ojos y con paciencia. Aparcamos el coche en el parking LunaRossa, y lo dejamos los 3 días que pasamos allí, ya que, como os he comentado, el aparcamiento por la Costa Amalfitana es complicado así como el llegar de un lado a otro por la acumulación de coches en época estival. Cada día cuesta 20€ y está entre Atrani y Amalfi. Moverse entre estos dos pueblos es muy fácil, ya que están muy cerca. Tardábamos unos 10 minutos andando en llegar desde Atrani al centro de Amalfi, a través de un túnel peatonal que hay justo al lado del parking.

Atrani is a very nice place to accommodate. It's close to Amalfi, less touristic, so it's not crowded at all and it's so beautiful. On the other side, it's the perfect place to enjoy the food of the zone as the restaurants are not the typical ones for tourists and everything is delicious. I specially recommend Le Palme restaurant, where we ate more than once. The suggestions of the waiter were always amazing, particularly the "Scialatielli with sea food", one of the pasta dishes traditional of the area.

Atrani es un buen lugar donde alojarse, ya está muy cerca de Amalfi y no es tan turístico como éste, por lo que se está muy tranquilo y la playa es una cala pequeña con mucho encanto y menos atestada de gente. Por otro lado, es el lugar ideal para disfrutar de la gastronomía de la zona. Los distintos restaurantes no son los típicos turísticos y se come de maravilla. En especial os recomiendo el restaurante Le Palme, donde fuimos a comer varias veces porque nos encantó y las sugerencias del camarero (a quien pedíamos consejo) siempre fueron muy acertadas, sobre todo la pasta típica de la zona "Scialatielli con marisco". Nos alojamos en un pequeño apartamento al lado de la plaza central del pueblo a 2 minutos pie de la playa. El lugar era bastante sencillo pero estaba bien, aunque cada día las campanas de la iglesia nos despertaban continuamente ya que suenan cada 15 minutos las 24 horas del día.

To move around the Amalfi coast and visit and visit the different towns, beside the car (that we discarded) there are ferries and buses.

Para visitar los diferentes pueblos de la costa , además del coche (que ya descartamos), se puede usar el ferry o un bus interurbano llamado SITA.

We only used the bus to go to Ravello, as it is in the top of a hill and there's no other way to access than by a road. The bus is quite cheap but very hot and crowded and it's takes much time to go from one place to another. There's a lot of traffic and the road are very narrow so there are many sections when the cars on one lane have to stop to let the ones in the other direction pass. I suppose that in off season the thing changes and it's easier to drive and go from one place to another. Well, let's talk about Ravello. The views of the sea from there are just wonderful, even the day we went and the sky was a bit foggy and the horizon was not very clear. There are some villas that can be visited and walk their gardens with big balconies to the sea. The most important ones are Villa Cimbrone and Villa Rufolo. We only visited the first one, with a huge viewpoint over a cliff flanked by neoclassic-style busts. maybe ravello is not the best place to eat, as everything is so touristic and quite expensive, so we went back to the quiet Atrani for lunch.

El autobús lo usamos únicamente para ir a Ravello, ya que con ferry no se puede ir, porque está en lo alto de una colina. El bus está muy bien de precio, pero es caluroso, está muy lleno de gente y tarda mucho en ir de un lado a otro, ya que las carreteras están muy transitadas y al ser muy estrechas hay muchos momentos en que los coches de un carril han de pararse un buen rato para dejar pasar a los de que van en la otra dirección, por lo que acaba siendo un caos. Suponemos que en temporada baja la cosa cambia y se va mucho más cómodo. Las vistas hacia la costa desde Ravello son realmente increíbles, todo y que ese día el cielo tenía un poco de niebla y no acababa de vislumbrase del todo el horizonte. Hay varias villas que se pueden visitar y pasear por sus jardines con grandes balconeras hacia el mar. Las más importantes son Villa Cimbrone y Villa Rufolo. Nosotros únicamente visitamos la primera, con su enorme balcón al acantilado custodiado por unos bonitos bustos de estilo neoclásico. Quizás Ravello, no es el mejor sitio para comer, ya que es bastante turístico y los precios son más elevados. Por lo que para comer volvimos a la tranquilidad de Atrani.

About the ferries, we used Travelmar. This company makes many routes and the prices are quite reasonable. Here you have the link with all the info. We took them from Amalfi, where on the same port you buy the tickets 15 minutes before departure. It's an ideal transport: fast, comfy, fresh and, among all, the views of the coast from the ferry are just spectacular. Using the ferry from Amalfi we visited Positano and Minori. Positano is indispensable if you are visiting the Amalfi Coast. It's one of the biggest villages in the coast and it's very linked to the tourism, but once you are there it doesn't matter. It's a charming place: lots of narrow cobble-stoned streets, slopes, little palaces full of vegetation and a lovely church of which dome covered in ceramics stands out between the colorful facades.

En cuanto a los ferris, nosotros usamos los de la compañía Travelmar, que hacen bastantes trayectos y los precios son bastante razonables. Aquí os dejo link con toda la info. Los cogíamos desde Amalfi, donde en el mismo puerto se compran los tickets 15 minutos antes de la salida. Es un transporte ideal: rápido, cómodo, fresco y, sobre todo, porque las vistas de los distintos pueblos de la costa desde el mar es espectacular. En ferry desde Amalfi visitamos Positano y Minori. Positano es un imprescindible a visitar. Es uno de los pueblos más grandes de la Costa Amalfitana y está bastante ligado al turismo, pero da igual. Es un lugar realmente bonito, con estrechas calles de adoquines, muchas cuestas, pequeños palacios repletos de vegetación y una maravillosa iglesia cuya cúpula de escamas de cerámica verde sobresale majestuosa entre las fachadas de colores. Llegando al puerto desde el barco se ve en todo su esplendor, como se elevan sus casitas de color pastel por toda la ladera de la colina, pero desde las vistas desde lo alto hacia el mar son también de ensueño. En el Hotel Le Sirenuse permiten entrar, sin ser huésped, a contemplar las vistas desde la terraza que tienen en la plata de recepción desde donde hicimos algunas fotos.

6 comments

Maria J - Paqui said...

¡Qué maravilla!.
Besos.

Gemeladas

EmerJa said...

Realmente sí. Es un lugar de película.
Un beso, chicas!

Asesoras de Imagen said...

Es una completa pasada de sitio. Mágico
Besos y te esperamos por nuestro blog. Feliz fin de semana
https://midnighttrendy.blogspot.com/2018/09/the-trendy-girls-go-to-wedding-ii.html

Kinga K. said...

Un viaje muy increible ❤❤❤

tu estilo moda mujer said...

Me encanta este reportaje, las fotos y las vistas... tan bellas, ese lugar parece ser un paraíso. Gracias por descubrirlo para nosotras.
Besos

tu estilo – moda mujer
estilo de moda

Kinga K. said...

Muy bonito <3